BUSCAR

La Fruta: No es Verdura

Nos bombardean continuamente con que hay que tomar fruta, mucha fruta. Si bien es verdad que la fruta es un alimento que puedes considerar saludable, no es intercambiable con la verdura, y es importante valorar cómo te comes la fruta, cuándo y cuánta cantidad.

No vale todo. No hay barra libre.

 

NUTRIENTES DE LA FRUTA

La fruta, además de mucho agua, tiene básicamente fibra, potasio, vitaminas y fructosa.

Y la fructosa es un carbohidrato y el más peligroso de los azúcares.

La fructosa, tras absorberse en el intestino, va directamente al hígado, y estimula la insulina de forma muy lenta. En el hígado, se convierte en glucosa.

La suerte que tiene la fruta es que al venir rodeado de mucha fibra, y este carbohidrato se absorbe muy lentamente, sin formar grandes picos de insulina.

Las vitaminas de la fruta se pueden obtener también de otros alimentos.

Por ejemplo, es sabido que las naranjas y los kiwis tienen mucha vitamina C. Pues bien, los pimientos tienen el doble de vitamina C que los kiwis, y el triple que las naranjas.

Y los frutos secos, por ejemplo, contienen vitaminas liposolubles como A y D.

La verdura puede sustituir perfectamente a la fruta, pues tiene lo mismo que la fruta y más cosas: magnesio, calcio, vitaminas y minerales, y la quinta parte de carbohidratos.

 

LA FRUTA TAMBIÉN ENGORDA

Si estamos en periodo de querer adelgazar, la fruta en mucha cantidad no es una buena opción, ya que mucha fructosa (azúcar), al final subirá la insulina.

Si estás queriendo perder peso, una pieza de fruta al día será suficiente. Y si la sustituyes por una verdura, mejor. Se puede prescindir de la fruta y no pasará nada si lo compensas con otros alimentos.

Las frutas con menos azúcar son los frutos rojos: arándanos, moras, frambuesas, grosellas…

Nadie niega que la fruta es un buen alimento. Sin embargo, las hortalizas gozan de las mismas vitaminas y fibra que la fruta y con mucha menos fructosa.

La fruta no puede intercambiarse con verdura, prioriza la verdura.

 

LA FRUTA SIEMPRE MORDIDA

La fruta hay que comerla entera, mordida. Solo así conservamos lo mejor de la fruta, que es la fibra.

No en zumo. Al zumo le hemos quitado la fibra, y al final es poco más que agua con azúcar. Un zumo puede contener el azúcar de tres o cuatro piezas de fruta, pero nada de su fibra.

Los zumos no son fruta.

Come fruta fresca y entera.

 

¿Y LA PIEL?

Buena parte de la fibra y los nutrientes se concentran en la piel de las frutas.

El único “pero” a tomar la fruta con piel son los posibles pesticidas que pueda haber en ellas. Por lo tanto es obligatorio lavar bien la fruta.

También está el tema de la capa de cera que se añade sobre todo en fruta que viene de lejos para protegerla más. Esa cera es una sustancia natural y no es motivo de preocupación.

Elige fruta de temporada y que proceda de tu país siempre que sea posible. Hay mucha variedad.

 

TODAS LAS FRUTAS NO SON IGUALES

La cantidad de azúcar de las frutas no es igual en unas y otras. Debes priorizar frutas bajas en fructosa.

Los mejores son los frutos rojos: Arándanos, moras, fresas, frambuesas y cerezas. Tienen muy poco azúcar y de regalo vienen con muchos antioxidantes.

Los cítricos también tienen un contenido bajo en fructosa, especialmente el pomelo, que tiene un aporte aceptable de vitamina C y de enzimas que reducen el efecto de la insulina.

Además la fruta que compras en los supermercados no tiene los mismos nutrientes que tienen las frutas silvestres. Muchas frutas provienen de modificaciones genéticas, injertos, por no hablar de pesticidas y fertilizantes.

Elige frutas de la mejor calidad posible.

 

¿SON MEJORES LAS FRUTAS ECOLÓGICAS?

Desde el punto de vista nutricional no hay mucha diferencia.

Sin embargo, hay que tener sentido común. Es mejor una manzana criada de forma convencional (no orgánica) y cogida del árbol con maduración natural que una manzana orgánica que viene de no sé qué país y de estar durante semanas en una cámara.

Las frutas orgánicas tienen menos trazas de pesticidas, en teoría, luego por este punto es mejor elección.

Por lo tanto, si te lo puedes permitir, mejor orgánico y local en la medida de lo posible.

Si tienes un presupuesto limitado, tampoco hay que volverse locos.

 

LAS FRUTAS DESHIDRATADAS SON CARAMELOS

Las pasas, y frutas secas ciruelas, arándanos deshidratados, mango, etc. que ahora venden empaquetadas en los supermercados tienen muchísimo azúcar.

Es cierto que aportan fibra, pero no compensa la cantidad de azúcar que llevan.

Obtén la fibra de la verdura o de la fruta fresca.

 

EL MEJOR MOMENTO DE LA FRUTA

En teoría, en cuanto a la digestión de la fruta, da lo mismo cuando comas la fruta, de día o de noche. No interfiere con la digestión de otro alimento, como nos quieren hacer creer.

Pero no hay que olvidar que la fruta es un carbohidrato. Por lo tanto el peor momento de tomar fruta sería al final de una comida, pues esa fructosa llega al hígado en un momento en el que la insulina ya está alta. En dicha situación, el hígado, viendo la insulina elevada, sabe que la glucosa abunda, con lo que no necesita convertir esa fructosa en glucosa o en glucógeno, de manera que la transforma en grasa con mayor facilidad.

La fruta en ayunas, o después de hacer actividad física, es cuando más beneficios aporta, sin estimular apenas la insulina.

 

CONCLUSIONES

Así como las verduras son imprescindibles en una dieta equilibrada, las frutas son prescindibles, no son obligatorias.

Todos los nutrientes de las frutas los tienes en las verduras (y muchos más) con la cuarta parte de aporte de carbohidratos.

Las frutas no son verdura.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

¡Y además recibirás una Guía Regalo de Alimentación LCHF (Low Carb High Fat) A Tope de Vida!

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *