BUSCAR

Zumo de Naranja: Mucho azúcar y nada más

Todo el mundo piensa que el zumo de naranja natural es perfecto para un desayuno «saludable».

Y es que todo tipo de buenas razones para defender al zumo: Que si «es bueno porque es natural», que si «está lleno de vitamina C», que si «el azúcar del zumo es saludable porque es fruta».

Yo misma se lo he dado a mis hijos durante años creyendo que era de lo mejor que podía darles para beber en el desayuno o en la merienda.

Bien, pues te voy a desmontar este grandísimo mito.

 

EL ZUMO DE NARANJA ES UNA BOMBA DE AZÚCAR

Natural y recién exprimido, el zumo de naranja es poco más que agua con azúcar.

Mucha azúcar.

La naranja como fruta tiene un índice glucémico de 35, que no es poco.

Y 9 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos.

Así que si te comes una naranja entera que pesa unos 225 gramos, te estás metiendo 20 gramos de carbohidratos de una sola vez. El equivalente a un sobre de azúcar.

En un zumo de 3 naranjas habrá 60 gramos de carbohidratos.

 

Lo traduzco: El zumo de naranja, por muy natural y recién exprimido que sea, es una bomba de azúcar.

Si te comes una naranja, que sea porque te apetece y porque quieres darte un capricho. Pero ¿un zumo de naranja? Piénsatelo.

 

AL EXPRIMIR LE QUITAS LO MEJOR DE LA FRUTA

Exprimir o licuar fruta es lo peor que puedes hacer porque le quitas todo lo bueno: la fibra y las vitaminas, incluida la vitamina C.

Porque ambas se degradan en el proceso de exprimido.

Una naranja entera de 225 gramos tiene 5 gramos de fibra.

Su zumo CERO.

Y tiene 110 mg de Vitamina C.

En su zumo NO queda apenas Vitamina C.

 

Si te preocupa la Vitamina C, tienes mucho más en otros alimentos como los pimientos, las espinacas, los arándanos o los kiwis.

 

EL ZUMO DE NARANJA ENGORDA

Ya has visto que un zumo de naranja es azúcar y poco más. Al desaparecer la fibra, el índice glucémico es más alto. Por lo tanto subirá tu glucosa en sangre como un cohete, y disparará tu insulina para metabolizar esa glucosa.

Ya sabes que con la insulina alta no puedes quemar grasas. Y es más fácil engordar.

 

A tu cuerpo le da igual de dónde venga el azúcarPorque las moléculas de fructosa y glucosa que contiene el zumo son las mismas, y las tiene que metabolizar igual. Mucha fructosa no es nada bueno.

Además unas horas más tarde le faltará glucosa a tu cerebro. Es entonces cuando sentirás que tienes que volver a comer un snack a ser posible dulce.

Si esto ocurre cada día, a la larga desarrollarás resistencia a la insulina, inflamación, diabetes, enfermedades cardiovasculares. En definitiva, el síndrome metabólico.

Enfermas.

 

NO TIENES QUE DESAYUNAR DULCE

No paran de repetir que «nunca te saltes el desayuno», que «si no desayunas no tendrás energía para empezar el día». Pero ¿Qué desayuno están recomendando?

El desayuno «tipo» consiste en tostadas con aceite o margarina (mucho peor), cereales, bollería, galletas, etc. Y acompañados por un jugoso zumo de naranja recién exprimido.

Este desayuno «tipo» esta lleno de azúcar. Y además de hacerte engordar, está dañando tu salud. 

Porque contiene demasiada azúcar, pocas proteínas y pocas grasas.

Recuerda que el desayuno NO es la comida más importante del día, es una comida más.

 

NO LE DES ZUMO A TUS HIJOS

Dales fruta de verdad. 

El zumo es una mala forma de tomar fruta. Mucha azúcar y poca fibra.

Cada vez hay más niños obesos, y en los últimos 30 años la obesidad infantil se ha multiplicado por 3.

Y la culpa es de los padres. A veces por ignorancia, otras por comodidad.

Los cereales de desayuno están llenos de azúcar y es posible que no lo sepas. El zumo de naranja y bien colado para que no hagan ascos también. Y ambas cosas, que son las que suelen desayunar los niños, contribuyen al aumento de la obesidad infantil.

Si quieres darles a tus hijos un desayuno sano incluye proteínas y grasas saludables, como un par de huevos con panceta. Si quieres incluir vitaminas dales la fruta entera con toda su fibra. 

Y olvídate del zumo.

 

CONCLUSIÓN

El zumo de naranja es un caramelo NATURAL, con mucho azúcar, nada de fibra y apenas vitaminas.

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

¡Y además recibirás una Guía Regalo de Alimentación LCHF (Low Carb High Fat) A Tope de Vida!

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *