BUSCAR

La Alimentación Cetogénica y el Colesterol: ¿Debe preocuparte?

Muchas veces, cuando se empieza con la alimentación cetogénica, ocurre un aumento del colesterol total en sangre, y aunque en la mayoría de los casos es temporal, otras persiste: ¿Debe preocuparte?

Te recuerdo que la alimentación cetogénica está basada en:

  • alimentos naturales, sin procesados,
  • baja en carbohidratos,
  • alta en grasas saludables
  • y moderada en proteínas.

De esta forma tu cuerpo utiliza la grasa como energía principal, en vez de la glucosa.

 

¿QUÉ HACE LA DIETA CETOGÉNICA EN TU METABOLISMO?

Al disminuir la glucosa que ingieres, tu cuerpo, además de utilizar las grasas que comes, también necesita tirar de las reservas de grasa para cubrir las necesidades energéticas de todas tus células.

Se produce una movilización de tus depósitos de grasa.

Esto es:

  • Tus células utilizan la grasa como sustrato energético principal.
  • Glucosa para las células que solo pueden funcionar con glucosa, para lo cual tu cuerpo sabe fabricar la cantidad mínima necesaria para ello.
  • Y para aquellas células que no pueden funcionar con grasa, tu cuerpo sabiamente crea los cuerpos cetónicos.

Esto es un proceso natural.

En el tejido adiposo hay energía de sobra para todas las funciones diarias. Si esto no fuese así, nos moriríamos cuando no tuviésemos comida que llevarnos a la boca. Las reservas de grasa están para cuando no hay alimentos. Si no fuese así ¿Para qué la almacenamos entonces?

 

EL COLESTEROL ES ESENCIAL PARA VIVIR

El colesterol es un tipo de grasa.

Y es sumamente importante para muchas funciones vitales de tu cuerpo.

Tan importante que todas las células de tu cuerpo pueden fabricar ellas mismas colesterol para regular la fluidez de su membrana celular.

Los seres humanos tenemos entre 100 y 140 gramos de colesterol en el cuerpo, distribuidos entre 3 almacenes principales:

  • Un 7% de colesterol que hay en las lipoproteínas en la sangre.
  • Unos 10 gr de colesterol en la bilis.
  • El resto, que es la mayor parte del colesterol corporal, se distribuye entre todas las células y tejidos en las membranas celulares.

 

ENTONCES ¿POR QUÉ PUEDE SUBIR EL COLESTEROL CON LA ALIMENTACIÓN CETOGÉNICA?

Ten en cuenta que tu cuerpo se encarga de regular la cantidad total de colesterol en sangre en función de lo que comas, aumentando o disminuyendo su producción.

Esto quiere decir que si disminuyes la cantidad de colesterol en tu alimentación “bajando las grasas”, como dicen las “recomendaciones oficiales” de las últimas décadas, tu cuerpo aumenta su producción.

Porque necesitas colesterol en todas tus células.

 

LO QUE HACE TU CUERPO ES RESPONDER COMO DEBE

Y como necesitas más grasa para dar energía a tus células, porque ya no van a utilizar glucosa, necesitas transportar más grasa, fabricarás más lipoproteínas, y tu “colesterol” subirá.

Tu cuerpo está “aprendiendo” a transportar energía desde las grasas a cada célula a través del torrente sanguíneo, y para ello hay un periodo de adaptación. Esto lo hace embarcando la grasa (triglicéridos, colesterol, y lípidos en general) en lipoproteínas (VLDL, LDL, HDL), ya que la grasa es hidrofóbica y no puede “nadar” en la sangre.

Esta movilización de las grasas produce un aumento temporal de los niveles de LDL el mal llamado “el malo”, que irá normalizándose al cabo de un tiempo.

A medida que tu cuerpo “aprende” y mejora su flexibilidad metabólica, los niveles de colesterol se estabilizan.

Y en un tiempo, lo normal es que la alimentación cetogénica:

  • Aumente el HDL (bueno)
  • Aumente el tamaño de las LDL (bueno)
  • Baje los triglicéridos (bueno)

Es decir, por lo general, el uso de la grasa por parte de las células se vuelve más eficiente.

Y además:

  • Baja la inflamación de bajo grado
  • Disminuye la grasa corporal y la grasa abdominal
  • Bajan los niveles de glucosa en sangre
  • Bajan los niveles de insulina
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina

Por lo tanto, la alimentación cetogénica: mejora tu perfil lipídico, reduce tu resistencia a la insulina y reducirá tu riesgo cardiovascular, que es lo realmente importante.

Es importante no juzgar los valores de colesterol de forma aislada, sino junto con todos los factores de riesgo.

 

Para acelerar y mejorar tu cetoadaptación es muy recomendable aumentar la actividad física. Así las necesidades energéticas a nivel muscular gastarán más del colesterol circulante.

 

¿CUÁNDO EL COLESTEROL ES “MALO”?

Cuando las LDL se oxidan y se glican.

  • La oxidación de las LDL se produce cuando se quedan demasiado tiempo en la sangre.
  • La glicación de las LDL se produce principalmente debido al contacto excesivo de estas lipoproteínas con el azúcar.

Con el tiempo se vuelven más pequeñas y pueden colarse en el endotelio vascular, atrae a los macrófagos para que lo engullan facilitando la formación de  la placa de ateroma.

Las LDL pequeñas oxidadas y glicadas es verdadero colesterol malo.

 

Y esto pasa cuando la alimentación está basada en glucosa.

Porque mucha glucosa produce la liberación de mucha insulina.

Y cuando hay insulina se usa glucosa y no se usa grasa.

La insulina frena la liberación de grasa.

 

Como hay que «quemar glucosa», las LDL no necesitan ser grandes porque se necesita llevar menos grasa, y con pequeños transportes habrá suficiente.

En el momento en que la insulina baja, el tejido adiposo libera grasa (colesterol), puesto que sabe que el cuerpo va a necesitar sus reservas para obtener energía.

Fíjate que a pesar de todas esas “dietas bajas en grasa” que se recomiendan para «bajar el colesterol», las enfermedades cardiovasculares no han hecho más que aumentar. Está claro que algo está fallando y ya hay muchos médicos que se están dando cuenta y están actualizando sus diagnósticos pidiendo más pruebas en las analíticas para evaluar si hay realmente riesgo cardiovascular al margen del «colesterol» en una analítica.

 

CONCLUSIONES

El colesterol es una sustancia indispensable para la salud del ser humano.

Durante la alimentación cetogénica, el colesterol puede aumentar debido a que se requiere un mayor uso de las reservas de grasa que tienes en el tejido adiposo.

El «colesterol» por sí solo NO es «malo», lo malo es que las partículas LDL de transporte sean pequeñas, estén oxidadas y glicadas.

Incorpora actividad física para normalizar antes tu perfil lipídico.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.