BUSCAR

Riesgo Cardiovascular: Más importante que el «Colesterol» como tal

Hoy en día, la mayoría de los médicos se basan en «mantener el colesterol a raya» en los análisis, cuando lo verdaderamente importante es evaluar el riesgo cardiovascular. Te recuerdo que el colesterol es esencial para vivir y que lo necesitas sí o sí.

En los análisis de sangre de rutina suelen pedir

  • El colesterol total
  • El HDL, el que llaman «el bueno»
  • El LDL, el que llaman mal llamado «el malo»
  • Los triglicéridos

Además tienen en cuenta otros parámetros como:

Sin embargo, estos valores no son suficientes para saber el verdadero riesgo cardiovascular de una persona.

Sería interesante medir además otros valores que generalmente solo se piden a las personas que tienen más factores de riesgo, como por ejemplo, antecedentes familiares de enfermedad del corazón.

Estos son:

  • Lipoproteína (a) o Lp(a)
  • Apolipoproteína B 100 o ApoB o LDL(p)
  • Apolipoproteína A I o ApoA o HDL(p)
  • Ratio ApoB /ApoA

Si estos valores salen elevados no significa necesariamente que te vaya a dar un infarto cualquier día de estos, significa que necesitas un evaluación mucho más detallada e individualizada, como por ejemplo un score de calcio coronario o una ecocardiografía.

Si estás preocupado por tu «colesterol alto» pide a tu médico que analice estos parámetros.

Vamos a verlos uno a uno.

 

LIPOPROTEÍNA (a) o Lp(a)

La Lp(a), es una lipoproteína LDL, pero que tiene unida un pequeño péptido llamado apolipoproteína (a).

Es decir, la Lp(a) se compone de una partícula de LDL y una proteína adicional, la Lp(a).

Es un subtipo de LDL.

Esta estructura tiene la particularidad que no son fácilmente recibidas en el hígado para su reciclaje, por lo que tienen más posibilidades de quedarse atrapadas en las arterias y en las válvulas cardiacas, y por tanto oxidarse y forma la placa de ateroma.

En general, a mayor nivel de Lp(a), mayor el riesgo de oxidación de lípidos en las arterias y mayor riesgo cardiovascular.

  • Valores < 30 mg/dl no aumentan el riesgo cardiovascular
  • Valores > 50 mg/dl suponen un claro aumento del riesgo
  • Valores entre 30 y 50, hay duda. Hay que ver más parámetros

A día de hoy, no existen medicamentos específicos para tratar los niveles elevados de Lp(a) aunque se sigue investigando.

Sin embargo es curioso que parece ser que las estatinas, los fármacos para bajar el colesterol, aumentan los niveles de Lp(a) en un 10-20%.

 

APOLIPOPROTEÍNA B o ApoB.

Recuerda que todas las lipoproteínas: quilomicrones, VLDL, IDL y LDL, son como «barquitos» que transportan colesterol, triglicéridos y otros lípidos.

En la parte externa de cada lipoproteína hay una proteína esencial para mantener su estructura, conocida como ApoB 100 o simplemente como ApoB.

Y solamente existe una proteína ApoB por cada lipoproteína LDL.

De modo que ApoB se utiliza para cuantificar el número total de partículas LDL.

Es decir, ApoB es un número bastante preciso de la cantidad de partículas de LDL. Aunque también está presente en quilomicrones, VLDL, IDL y Lp(a).

Los valores de ApoB son:

  • Óptimos: < 100 mg/dl
  • Normales: entre 100-130 mg/dl
  • Alto: > 130 mg/dl

En los análisis rutinarios nos miden el LDL-c, es decir los «pasajeros» que van dentro de los barcos. Y encima es un valor calculado con una fórmula a partir del HDL.

Saber cuántos «barcos» hay es un predictor más exacto de riesgo cardiovascular.

Recuerda que las LDL pueden ser

  • de patrón A grandes con mucho colesterol adherido pero con menor potencial aterogénico,
  • o de patrón B pequeñas que penetran más eficazmente en el endotelio vascular.

El LDL en sí no es algo «malo». Lo que es malo es que haya muchos LDL que si no vuelven al hígado, se pueden oxidar y glicar.

ApoB y LDL-C no siempre se correlacionan.

  • Es posible tener niveles elevados de LDL-c, muchos pasajeros, pero niveles normales o bajos de ApoB, pocos barcos. Esto significa que la mayoría de tus LDL son grandes, con menor riesgo aterogénico. Mucho colesterol total, pocas partículas LDL.
  • Asimismo, es posible tener un ApoB elevado, muchas LDL o muchos barcos, pero un LDL-c bajo, pocos pasajeros. Esto quiere decir que tus LDL transportan poco colesterol, son pequeñas y el riesgo aterogénico es más alto. Poco colesterol total, muchas partículas LDL.

Por eso es importante conocer ApoB.

Pedir ApoB ayudaría mucho a evaluar el riesgo cardiovascular y la mayoría de los médicos no lo pide. No es determinante, pero ayudaría mucho.

 

APOLIPOPROTEÍNA A-I o ApoA o ApoAI

El colesterol HDL o “el bueno” es la lipoproteína de mayor densidad porque tiene mayor proporción de proteínas frente a lípidos

HDL es conocido como «el bueno» por sus propiedades anti-aterogénicas y anti-inflamatorias, dado que recupera el colesterol almacenado en las placas de ateroma y las devuelve al hígado, reduciendo el tamaño de la placa y la inflamación asociada.

La ApoA es la principal encargada de mantener la estructura de HDL.

Y sólo hay una Apoa en cada lipoproteína HDL.

Por lo que ApoA nos dice el número de partículas HDL que hay en sangre.

 

RATIO ApoB / ApoA

Es el predictor más efectivo de riesgo cardiovascular, incluso más que ApoB o ApoA de forma independiente.

Porque refleja el balance entre el número de partículas aterogénicas y anti-aterogénicas en el plasma sanguíneo.

Valor superior a 0,9 en hombres y 0,8 en mujeres significa un riesgo cardiovascular elevado.

Este ratio permite diferenciar entre pacientes con enfermedad coronaria y sin enfermedad coronaria, aunque sus valores de «colesterol total y de LDL» estén dentro de niveles normales.

 

HIPERINSULINEMIA: OTRO FACTOR QUE HAY QUE VALORAR

Tener hiperinsulinemia es tener niveles altos de insulina de forma continua.

Cuando esto ocurre se inhibe el metabolismo de las grasas y solo se puede quemar glucosa.

Esto hace que los músculos están demasiado ocupados quemando azúcar y los triglicéridos se acumulan en sangre sin utilizarse aunque se esté en ayunas. De ahí los triglicéridos altos en una analítica (malo).

Y las LDL se quedan en la sangre más tiempo dando vueltas. Al permanecer más tiempo en la sangre, las LDL se van oxidando, glicando, se llenan de glucosa (azúcar) y se van estropeando y con el tiempo se vuelven aún más pequeñas.

Los macrófagos reconocen a esas partículas LDL estropeadas, oxidadas y glicadas, y las engullen formando en la pared de las arterias la famosa placa de ateroma.

Las LDL pequeñas y oxidadas son las verdaderamente aterogénicas.

La insulina alta de forma continua es la culpable del riesgo cardiovascular, y no el «colesterol alto».

 

Pide a tu médico que te valore:

  • La insulina en ayunas
  • La glucosa postprandial, es decir, la glucosa en sangre después de 1 o 2 horas de haber comido
  • La Hemoglobina Glicada (HbA1c), que refleja tu media de glucosa en sangre de los últimos 3 meses y es más fiable que la glucosa en ayunas. Idealmente inferior a 5,5.

Independientemente del nivel de LDL-c, el riesgo de enfermedad cardiaca está ligado a tener hiperinsulinemia que desemboque en unos triglicéridos altos y un HDL bajo.

 

CONCLUSIÓN

El «colesterol alto» no es suficiente para evaluar lo verdaderamente importante: si hay o no riesgo cardiovascular.

Pide a tu médico que evalúe Lp(a), ApoB, el ratio ApoB / ApoA y que valore si tienes hiperinsulinemia.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

2 Comments

  1. By Darshan Publicado el 2 mayo, 2022

    Hola! tienes las fuentes de esta info? Gracias

    • By MARIA JOSÉ Publicado el 4 mayo, 2022

      Hola: mi forma de trabajar es leer de muchas fuentes, sobre todo libros, y me voy tomando nota de cosas que me parecen importantes. Cuando tengo información suficiente elaboro el artículo. La verdad es que debería apuntarme todas las fuentes, voy a ver si me propongo hacerlo en el futuro.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.