BUSCAR

Colina: Un Nutriente Clave

La colina es un nutriente esencial. Necesitas ingerirlo con los alimentos.

Y es muy poco conocido.

La colina se encuentra en grandes cantidades en las yemas de huevo y en el hígado de los animales.

Te explico los mayores beneficios.

 

LA COLINA ES NECESARIA PARA LA SALUD DE TU CEREBRO

La colina es esencial para la formación de acetilcolina, un importante neurotransmisor cerebral, que mantiene tu cerebro despierto, en alerta, ágil, con capacidad de concentración y te hace aprender y aumentar la memoria. Curiosamente, los pacientes con Alzheimer tienen niveles muy bajos de acetilcolina en el cerebro.

Los niveles de acetilcolina tienden a disminuir conforme envejeces, con lo que debes aumentar su ingesta con la edad. Cuanta más colina comas, más acetilcolina podrás producir, lo que se traducirá en mejor función cerebral.

En el embarazo, la colina es necesaria para el desarrollo cerebral del feto. Las madres que ingieren suficiente colina les dan a sus hijos una mejor memoria de por vida.

También necesitas colina para formar las membranas que rodean las células de tu organismo.

 

LA COLINA ES NECESARIA PARA EL FUNCIONAMIENTO CARDIOVASCULAR

La colina disminuye los niveles de homocisteína. Tener niveles altos de homocisteína es uno de los factores más peligrosos para la enfermedad cardiovascular.  

La homocisteína es una molécula mala tanto para el corazón como para el cerebro. Los niveles de homocisteína se disminuyen a través de varias vías: Una es la colina, otra el ácido fólico y otra las Vitamina B6 y B12. Y ¿Dónde encuentras estos nutrientes en altas cantidades? En los órganos. 

Un mayor consumo de colina disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

 

LA COLINA Y EL HÍGADO GRASO

La colina es clave para prevenir el hígado graso no alcohólico y para reducir la grasa que haya en el hígado. La grasa del hígado se debe en gran medida a una alimentación rica en azúcares y carbohidratos.

La deficiencia de colina y el exceso de fructosa son factores muy influyentes en el desarrollo de esta enfermedad.

El mayor responsable del hígado graso es el consumo excesivo de fructosa, ya que el hígado es el encargado metabolizarla y la convierte principalmente en grasa corporal, en lugar de usarla como fuente de energía.

Una deficiencia de colina aumenta el efecto negativo de la fructosa sobre el hígado porque priva al hígado de su capacidad para deshacerse y exportar esa grasa. El resultado es que se acumula más grasa hepática.

Y al contrario, un alto consumo de colina protege al hígado contra el hígado graso porque hace aumentar la secreción de partículas de lipoproteínas VLDL en el hígado, necesarias para desechar de manera segura las grasas de tu hígado.

Es decir, el hígado necesita colina para poder deshacerse del exceso de grasa. Y si no cuenta con las cantidades suficientes de colina, no puede deshacerse de ella. La acumula dentro del hígado y favorece el hígado graso.

La colina es CLAVE en la salud de tu hígado.

 

¿CUÁNTA COLINA DEBES CONSUMIR CADA DÍA?

Aproximadamente:

  • 425 mg en mujeres. Y más en embarazadas y post-menopaúsicas.
  • 550 mg en hombres.
  • 250 mg en niños.

Si ya padeces hígado graso, este consumo debe ser aún mayor.

El nivel máximo tolerable es de 3.5 gr/día. Es difícil pasarse de colina, y los efectos secundarios del exceso de colina son presión arterial baja, sudoración, diarrea y olor corporal a pescado.

 

ALIMENTOS MÁS RICOS EN COLINA

  • Hígado de cualquier animal: con solo 100 gr se consiguen más de 430 mg de colina. Con un filete cubres las necesidades completas de un día. Come órganos.
  • Huevos: en la yema de un solo huevo hay entre 100 y 200 mg. Ojo! Sólo las yemas, no de las claras. Las claras solo tienen rastros mínimos de colina. Cómete el huevo entero.
  • Bacalao y salmón salvaje: en 100 gr hay unos 350 mg de colina. Con una buena ración tus necesidades diarias están resueltas.
  • Brócoli: un kilo tiene 250 mg de colina. 

 

CONCLUSIONES

La colina es un nutriente esencial. Necesitas ingerirlo con los alimentos.

Se encuentra en grandes cantidades en las yemas de huevo y en el hígado de los animales.

Necesitas colina todos los días.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

¡Y además recibirás una Guía Regalo de Alimentación LCHF (Low Carb High Fat) A Tope de Vida!

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *