BUSCAR

Tarta de Zahanoria (Carrot Cake) Low Carb

La tarta de zanahoria es un clásico. Irresistible.

Hacía mucho tiempo que no la hacía y pensé en adaptarla a ingredientes bajos en carbohidratos. Por lo tanto utilicé harina de coco y almendra. 

El bizcocho lo hice sin azúcar ni edulcorantes y nos gustó tal cual. Sin embargo a la cobertura tuve que poner una cucharada de xylitol para matar el sabor salado del queso. 

Quedó espectacular.

 

UN APUNTE SOBRE LA ZANAHORIA

La zanahoria cruda entra dentro de la dieta cetogénica, sin embargo cocinada, como es el caso de esta tarta, eleva un poco la carga glucémica. 

 

En este gráfico se ve el efecto de la glucosa en sangre en el caso de la zanahoria cruda y en el caso de zanahoria cocida. Para el experimento se ha utilizado un monitor continuo de glucosa. Ambas curvas son relativamente pequeñas, pero como ves, no es lo mismo comer zanahoria cruda que cocida.

Por lo tanto, debes controlar el tamaño de la porción que te comes. Una porción normal es perfectamente válido, pero si repites o te vienes arriba y te comes media tarta, elevas los carbohidratos más de lo deseado. Ojo con las cantidades. Es más de una receta Low Carb (baja en carbohidratos) que Keto (muy baja en carbohidratos).

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho

Para la cobertura

  • 250 gr queso crema tipo Philadelphia
  • 1 cucharada sopera de xylitol o eritritol
  • El zumo de 1 limón

Si te falta algún ingrediente aquí tienes todos los que yo uso.

 

PREPARACIÓN

PASO 1: Bizcocho

  • Pelar y rallar la zanahoria. Yo en realidad la pico en un baso batidor y queda muy bien. 
  • Batir los huevos junto con el edulcorante, si le ponéis.
  • Añadir la zanahoria y el resto de ingredientes mezclando todo bien.
  • Hornear a 170ºC (horno precalentado) unos 40 minutos.
  • Atemperar con el horno abierto unos 10 minutos más.

PASO 2: La cobertura

  • Cuando se enfríe el bizcocho, es el momento de hacer la cobertura.
  • Mezclar el queso, el edulcorante y el zumo de limón con unas varillas hasta que quede muy cremoso y homogéneo.
  • Extender por el bizcocho tanto por la parte superior como por los laterales.
  • Esta tarta debe estar en la nevera, para que la cobertura solidifique un poco y no se estropee.

Y ya está.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.