BUSCAR

El mal hábito de picotear entre horas

Llevamos muchos años escuchando que hay que «comer 5 ó 6 veces al día para acelerar el metabolismo». Esto nos ha llevado a picotear entre horas, lo que supone un mal hábito. En seguida vas a ver por qué.

Siempre que comes elevas la insulina en sangre. Después de un rato, dependiendo de lo que hayas comido, la insulina empieza a bajar, y se quedará bajita y estable hasta que vuelvas a comer.

Y solamente con la insulina baja, tu cuerpo es capaz quemar grasas.

 

LA INSULINA SE RETIRA EN LOS PERIODOS DE AYUNO ENTRE COMIDAS

Por eso es bueno espaciar las comidas. Si comes entre comidas, cuando la insulina está bajando, vuelves a subir la insulina, y no dejas a tu cuerpo quemar grasas.

Es mejor comer tres veces al día que cinco, para tener espacios de ayuno y mantener baja la insulina. Y si comes 2 veces al día, mucho mejor.

Si tienes costumbre de picar algo entre horas, y crees que es imposible dejar de hacerlo, no es verdad. Todo es posible si tú quieres. No es necesario hacerlo de golpe, todo se consigue pasito a pasito.

 

LO PRINCIPAL ES TOMAR CONCIENCIA

Inténtalo. Sólo así se consigue abandonar este mal hábito, poco a poco.

Si tienes ansiedad porque tu cerebro es azúcar-dependiente y te pide comer continuamente, empieza a introducir pequeños cambios.

Empieza por un cambio asumible. Si tienes que comer algo entre horas que sea un puñadito de frutos secos (saludables), unas aceitunas o un trozo de queso de buena calidad, por ejemplo.

Revisa tu «des-ayuno», ese que rompe el ayuno nocturno. Que no sean carbohidratos llenos glucosa (azúcar). Deja las tostadas, las galletas, la bollería y los zumos y cámbialo por grasas + proteína; unos huevos con panceta o un filete de salmón son buenos ejemplos.

No huyas de las grasas. Las grasas saludables no tienen influencia sobre la insulina. Y tampoco son las responsable del riesgo cardiovascular, ni de que suban el colesterol y que se estrechen tus arterias. Recuerda que culpable es el azúcar.

Elige los carbohidratos correctos. Con bajo índice glucémico y que no provocan picos de insulina. Verduras y hortalizas que tienen fibra, el antídoto del veneno.

Sáciate en cada comida. Y así no tendrás hambre en horas, hasta que llegue la siguiente comida.

Revisa tu estrés. Los niveles de insulina pueden variar mucho por del cortisol, la hormona del estrés. Y esto es así porque ante el cortisol, se elevan los niveles de azúcar para que el cuerpo tenga la suficiente energía para lidiar con las amenazas, aunque sean ficticias.

Y muy importante: Mantente ocupado y así será más fácil que NO te acuerdes de ir a la nevera.

 

QUE NO SE TE OLVIDE: CUANDO PICOTEAS SUBES LA INSULINA

Seguramente habrás oído muy a menudo que hay que comer 5 o 6 veces al día para «acelerar el metabolismo».

Esto es un gran mito que la industria alimentaria ha propagado para vender sus productos. No tiene sentido.

Si comes cada tres horas, estas todo el día estimulando la insulina, le estás diciendo a tu cuerpo que almacene energía sin descanso. Esta energía en teoría es para quemarla cuando no haya ingesta, para cuando no estés comiendo, para cuando llegue el ayuno, para cuando llegue el invierno. Pero ese invierno nunca llega.

Con la insulina siempre en escena no puedes quemar grasas. Engordas.

 

El separar las comidas y aumentar los periodos de ayuno entre comidas favorece que la insulina desaparezca de la escena, y las células mejoren su sensibilidad a la misma.

Cuando hay ausencia de insulina, el cuerpo puede por fin acceder a la energía almacenada en forma de grasa y utilizarla.

 

CONCLUSIÓN

Si tu alimentación es baja en carbohidratos y alta en grasas saludables y espacias las comidas, quemarás grasa en vez de glucosa.

Ganarás salud.

Y de regalo perderás peso.

 

¿Quieres ayudarme? Become a Patron!

Con tu pequeña aportación tendrás regalos y ventajas adicionales.

Y ayudarás a que «A Tope de Vida» crezca.

Mil millones de gracias. 

 

Y especialmente a ¡TODOS LOS QUE YA SOIS MECENAS! de A Tope de Vida.

 

Si todavía no estás suscrito a mi blog, hazlo y te mantendré informado de cada artículo que vaya publicando.

¡Y además recibirás una Guía Regalo de Alimentación LCHF (Low Carb High Fat) A Tope de Vida!

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *